© 2013 Powered by Cristina Felipe Medina. All rights reserved.

CONTACTO

 

           

 

          info@bodegasmanuelcarreno.com

 

          605 397029 / 657 609912  

 

         Encuéntranos en el mapa

 

Calle Reguerín 6, Barrio Los Rubios.Cabañas Raras, León, España 

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon

SIGUENOS EN:

CÓMO SERVIR LA PERFECTA COPA DE VINO

February 20, 2017

El vino es un producto casi tan antiguo como el origen de la historia del hombre. Igualmente ha ido evolucionando la manera en la que se consume y se sirve, teniendo muy en cuenta valores como su temperatura, el descorche o la elección de la copa adecuada, que posteriormente influirá en la percepción del producto.

 

Existen unas cantidades para cada tipo de vino, tintos de distinta categoría como nuestro Vino Mencía, blancos como Manuel Carreño Godello y Doña Blanca, generosos y espumosos, que harán que la copa se disfrute más y se despliegue todo el potencial del vino que vamos a beber.

 

Hoy te damos todos los trucos para que siempre sirvas la copa perfecta.

 

Para llenar una copa de vino tenemos que tener muy en cuenta dos factores fundamentales:

1.      Copa utilizada en cada variedad

2.      Tipo de caldo que se vaya a probar

 

El vino está muy de moda y para disfrutar de un buen vino Manuel Carreño dell Bierzo vamos a tener en cuenta la elección de la copa.

 

Copa de vino Tinto M de Mencía: las más comunes son las de tipo Burdeos y tipo Borgoña. Ambas son copas grandes, lo que ayuda a que haya una gran superficie del vino en contacto con el aire, propiciando así su oxigenación. La de tipo Burdeos es alta y tiene bordes planos, lo que facilita que el vino se dirija hacia el centro de la boca. La copa tipo Borgoña es algo más grande, pero de boca más estrecha, para facilitar el giro del vino en su interior y, con ellos, su oxigenación.

 

 

 

 

Copa de vino blanco Carreño Godello: para los blancos, las copas son parecidas al modelo Burdeos, pero más pequeñas y con el tallo más largo para evitar que el vino se caliente.

 

 

 

Ya tenemos la vajilla para cada variedad de vino, pero ¿hasta dónde la servimos?

 

La copa de Vino Tinto Joven Manuel Carreño Mencía se tiene que llenar hasta la mitad. Es de sabor y matices más ligeros y con este tipo de caldos no hay problema en ser mas generosos a la hora de servir la copa.

 

Los Vinos Tintos de Crianza, Reservas y Grandes Reservas se sirven con más mesura (apenas un tercio de la copa). El motivo de disfrutarlo en pequeñas dosis es que se airee en el recipiente, desplegando todos sus aromas y sabores, agitando suavemente el líquido sin que corra peligro de derramarse.

 

En el caso del Vino Blanco como el Manuel Carreño Godello y Doña Blanca conviene ser más generosas al servir y llenar la copa hasta los tres cuartos.

 

El Vino Rosado y Vinos Generosos se recomienda llenarlo como el Tinto Joven, es decir, a mitad de la copa para apreciar las cualidades de esta variedad.

 

Los Vinos Espumosos, Cavas y Champagnes, en su copa de tubo especial, tienen que servirse casi hasta el borde, pero sin llegar al límite, Lo ideal es dejar 1cm de margen, una vez se haya reducido el nivel de espuma al verterlo en la copa.

Éstas son algunas indicaciones básicas a tener en cuenta para servir el vino correctamente. Así, potenciaremos sus virtudes y haremos nuestra degustación más placentera. Todo un rito el de servir el vino que nos repara para el disfrute.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Los 6 grandes beneficios saludables del vino que no conocías

January 16, 2017

1/3
Please reload

Entradas recientes

February 8, 2017

December 28, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload